STROBING – LA NUEVA TENDENCIA DE MAQUILLAJE

El verano se trata de lucir natural y lo más radiante posible. No es la temporada para usar mucho maquillaje pues el sudor, el calor y el sol pueden derretirlo y hacer que se caiga y tengas que estar retocándote en todo momento. Si eres de las que les encanta verse bien en todo momento pero no siempre tiene tiempo para hacerlo, esta técnica podría ser tu favorita. Debes recordar muy bien la técnica de contouring, hecha famosa por Kim Kardashian, que se trata de aplicar una base dos tonos más oscuros que el color de tu piel en ciertas partes de tu cara, e iluminador en otras, para crear el efecto de un rostro perfecto. Para muchas de nosotras no es tan fácil hacer el contouring. Puede tardar mucho tiempo o tal vez no seamos tan precisas en la técnica. Si eres de las que les pasa esto, pero que al mismo tiempo quiere resaltar sus facciones, tenemos la solución perfecta para ti. Desde hace muchos años el strobing se ha usado en pasarelas, creando un look natural en la cara y ahora se ha vuelto toda una revolución, convirtiéndose en el opuesto del contouring.

Esta técnica se trata de iluminar las partes de tu cara donde te daría naturalmente la luz. ¿Qué lugares son éstos?Son las facciones más prominentes de la cara: los pómulos, el hueso frontal (sobre las cejas), el centro de la frente, la nariz y la barbilla.

Piénsalo de esta manera: con el contouring es necesario aplicar mucho maquillaje para lograr el efecto deseado, con el strobing no. Tu piel estará más limpia y no llevarás millones de capas de maquillaje que tapen tus poros. Ahora, no estamos diciendo que el contouring no nos gusta. Simplemente es una técnica más sana, fresca y natural para resaltar tus facciones. Es importante que tomes en cuenta que para que esta técnica funcione bien, es necesario tener una piel bien hidratada para que el rostro brille de forma natural. Esto significa que debes tener una rutina de limpieza y cuidado de

 

 la piel, pues si tu piel está seca, será más difícil hacer el strobing.

¿Qué necesitas y cómo se hace el strobing? Lo increíble de esta técnica es que no necesitas nada más que un iluminador y una brocha tupida plana o esponjita. Los iluminadores líquidos¨o en barra son los más populares pues crean un efecto más natural. Puedes aplicar el iluminador con tus manos y con la brocha esparcirlo cuidadosamente en las facciones para crear el efecto de luz. Si tu piel es grasosa, opta por un iluminador en polvo. Recuerda difuminar perfectamente bien el iluminador a tu cara. El punto de esta técnica es que el rostro luzca más iluminado y brillante pero sin que sea obvio. Si quieres agregar un toque a tu maquillaje, aplica un blush rosa o color durazno.

Mira cómo usar tu barrita I’M GLOWING de palladio  AQUÍ. , encuéntrala en www.narabasics.com. He puesto un link directo a cada uno de los productos que mencioné para que los encuentres sin problemas en nuestra tienda 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *