La idea detrás de NARA comenzó hace unos 5 años. Somos hermanas amantes de la moda y la decoración.

Yo (Andrea) soy modelo desde los 13 años. Me encantaba enterarme de las tendencias antes que cualquiera ya que las producciones de fotos se realizaban siempre con meses de anticipación al lanzamiento. Sin embargo, la idea de tener que esperar hasta 3 meses para recién tener lo que modelaba era frustrante. Es por eso que  empecé a comprar por internet a marcas extranjeras (¡esperar un mes era mejor que esperar tres!).

La emoción de recibir el pedido que tanto ansiaba era única; pero si no encontraba lo que quería, lo hacía yo misma. Poco a poco fui armando una selección de lo que me encantaba y comencé a venderla por Facebook; era motivante cada vez que entraba un pedido (eran máximo 2 a la semana ¡y no es broma!).

Ximena siempre fue mi partner in crime. Ella con su estilo y yo con el mío. Nos aconsejábamos mutuamente sobre qué ponernos o cómo maquillarnos, sobretodo cuando entrábamos en crisis (esa que nos ocurre 5 minutos antes de salir de casa).

Ximena y yo decidimos que mientras estemos juntas no nos faltaría NARA. En eso radica la esencia de nuestra marca, esa amiga que encuentra algo increíble y no pierde el tiempo en contártelo. Decidimos asociarnos, nos stockeamos  y lanzamos la primera versión de la web.

Perseveramos con nuestra pequeña empresa ya que disfrutábamos descubrir productos nuevos, tomar las fotos y recomendárselos a nuestras amigas. Nuestra mamá se volvía loca con todas las cosas que teníamos acumuladas en el sótano de su casa (nuestra primera oficina).

Dos años después, tenemos nuestra propia oficina, un equipo coolsaso de colaboradores y más de 66k seguidores. Seguimos siendo nosotras quienes nos encargamos de la búsqueda de nuevas marcas de belleza, moda y decoración, tanto peruanas como extranjeras.

Creemos en el placer que proporcionan las pequeñas cosas cotidianas. Por eso ofrecemos un surtido dedicado a mejorar tu armario, decorar tu espacio y llenar tu corazón.

Que a partir de ahora no te falte NARA.

Andrea y Ximena